Evalución sobre la guerra comercial

Atraviesa su momento más maduro a partir del rompimiento del último encuentro negociador, que ha dejado como fruto nuevos gravámenes para las exportaciones chinas, la dilatación de los permisos a empresas americanas que trabajan en la cadena de suministros de Huawei, la ruptura en el suministro importador hacia la China de productos agropecuarios norteamericanos y otros. La posibilidad de parar el suministro de tierras raras por parte de la china y para rematar la revaluación del yuan, una medida que busca en principio iniciar una guerra de divisa que ya venimos anunciando en Código Trading, y todo para mantener la competitividad de precio de los productos chinos ahora más cargados de aranceles, para poder salvar su balanza comercial.

La revaluación del yuan, junto con la amenaza de venta de dollares americanos, vía bonos del estado, dota a la economía americana con nuevos volúmenes de inversión que encuentran en el dólar un refugio, en medio de los nuevos revuelos de inestabilidad que auguran la devaluación competitiva, como consecuencia del excesivo proteccionismo. Y esto junto con los daños colaterares hacia otros paises.

Una guerra de divisas son un punto sumamente complicado, como venimos adminiendo, en este entorno de guerra comercia, dado que uno de los objetivos estratégicos políticos del gobierno americano es el de devaluar el dólar, con la intención de un incremento de la acción exportadora de la industria americana. La protección del tipo de cambio para el Banco Central Europeo es tarea diaria, mientras todos los bancos centrales intentar proteger sus economías bajando el precio del dinero, como respuesta al clima de una recesión global. La bajada de tipos generalizada, podría generar a medio plazo escasez competitiva, lo cual desembocaría en la misma falta de crecimiento que se pretende proteger a partir de la creación de esta medida.

1. Momento cero: la lucha comercial entre EEUU y China está empeorando. Alemania, la mayor economía de Europa, informará este miércoles un crecimiento del PIB del periodo de tres meses que finalizaron en junio. Después de un crecimiento del 0,4% en el primer trimestre del año, los analistas predicen una ligera contracción y esto no gusta pero que nada a nadie, aún menos a los propios alemanes.

El país depende en gran medida de los exportadores que venden una gran cantidad de productos a China y Estados Unidos. La lucha por las ventas mundiales de automóviles, su sector más fuerte, también ha afectado a los fabricantes de automóviles del país. Esto genera una inquietud en el pais germano.

“Mirando hacia el futuro, las perspectivas para los exportadores alemanes están claramente en manos de Estados Unidos y China”, dijo Carsten Brzeski, economista jefe de ING en Alemania.

Otro dato a tener en cuente en esta guerra sin misiles serán las ganancias de grandes corporaciones que se autovalorará a nivel comercial. Walmart y Alibaba informan los resultados el jueves y tampoco gustan mucho.

Para Walmart, los nuevos aranceles impondrían impuestos a bienes como IPhone y productos de consumo electrónico, deportes y juguetes.

“Vamos a seguir haciendo todo lo posible para mantener los precios bajos… sin embargo, el aumento de los aranceles dará lugar a un aumento de los precios”, dijo el jefe de finanzas de Walmart, Brett Biggs, a periodistas en una llamada el pasado trimestre.

2. Actuacion de los retailers: la guerra comercial entre Estados Unidos y China no ha hecho mucho para desalentar a los consumidores estadounidenses.El gobierno de EE.UU. reportó un salto saludable en las ventas minoristas en junio. Pero las cifras de julio saldrán el jueves, y los inversores estarán atentos a cualquier signo de desaceleración, que puede haber sido amortiguado por la bajada de intereses.

Las ganancias también podrían proporcionar algunas pistas. Además de Walmart, las cadenas de tiendas departamentales Macy’s y JCPenney están a punto de ser divulgadas esta semana, como ya hemos mencionado anteriormente. Yo personalmente no confio nada en sus resultados y pude que sea un final de agosto caótico.

Los analistas de Wall Street esperan que las ventas sean similares en Walmart y Macy’s en comparación con hace un año, y bajas en JCPenney.

El aumento de las compras digitales también está afectando sus resultados. Walmart ha hecho un trabajo mucho mejor compitiendo con Amazon que Macy’s y JCPenney, gracias a su adquisición de Jet y otras nuevas empresas minoristas en línea. Aún así, el impulso digital de Walmart se ha desacelerado un poco últimamente. En mi opinión está desterrada del gran comercio digital liderado por Amazon y Alibaba.

3. Sobre el crudo: el crudo ha sido llevado a una presión bajista por el reciente aumento de las tensiones comerciales. El crudo Brente se desinfló en un mercado bajista la semana pasada cuando los comerciantes apostaron a que la guerra comercial debilitará aún más la demanda de petróleo.

En medio de este entorno, Saudi Aramco, la gran petrolera,reportará ganancias para el primer semestre del año. La compañía petrolera saudita, que divulga los resultados generalmente no comparte detalles sobre sus finanzas, ocultando sus balances de la mejor manera al estilo chino.

La compañía está reviviendo los planes para su oferta pública inicial, que podría ser la más grande de la historia.

Informe del mes de la OPEP, que se publicará el viernes. El informe podría ofrecer pistas sobre si el el grupo mafioso del petróleo siente la necesidad de intervenir para respaldar los precios. La OPEP no se reunirá nuevamente hasta el otoño y fijará según mi punto de vista un punto a parte sobre todo lo relevante al crudo.

En mi opinión la OPED no tolerará una caída continua de los precios y que ya ha hablado con sus homólogos de la OPEP sobre tomar medidas y es que este grupo en mi opinión algo mafioso, nunca falla en sus intentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *