Se atreverán a la guerra de divisas

En Código Trading, seguimos de cerca la guerra de divisas entre las dos conocidas potencias. Una guerra donde el armamento se deja a un lado y la diplomacia esgrime sus nuevas armas con munición de aranceles, propuestas de compra/venta, divisas y hasta metales como el cobre.

El Banco Popular de China advirtió  se hizo eco de las denuncias americanas donde designaban a Beijing como un “manipulador de divisas” y añadiendo que esta actuación  perjudica las reglas internacionales y tendrá enormes consecuencias para los mercados mundiales.

Los chinos mantienen una amenaza continua manejando la divisa de ambos países como arma letal. Recordemos que los chinos son los mayores poseedores de deuda americana. Y al parecer Pekín ha comenzado a defender su postura al devaluar el yuan.

El yuan cayó por debajo de su relación de 7 a 1 con el dólar estadounidense por primera vez en 10 años el lunes, después de las últimas amenazas arancelarias de Washington. Una moneda más débil ayuda a los exportadores chinos a lidiar con aranceles más altos y esto es claramente legítimo pero cuando se empieza la guerras de divisas, termina siempre mal, perjudicado a los propios y a terceros países.

Hay que añadir que el Gobierno de Xi Jinping solicitó a las empresas estatales y rogó a las privadas que suspendan las importaciones de productos agrícolas estadounidenses, según publica Bloomberg. Y ya hemos visto lo que ha pasado con la soja americana.

El secretario general de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China, Cong Liang, calificó las acusaciones como “falsas” y aseguró que algunos acuerdos no se han completado porque los precios no son competitivos. Y que siempre hay una excusa para no comprar en este nuevo capitalismo

Como es normal hay normas en la guerra comercial aunque intente saltarlas a la torera. La medida desencadena un conjunto de quejas y medidas exigidas por la Ley de Comercio y Competitividad de Omnibus de 1988, incluida una queja ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), aunque para ser sincero no entiendo, la implicación de este banco privado que lo califico de usurero y de malas prácticas, bajo mi opinión. Un banco privado mundial.

El Banco Popular de China refutó las acusaciones de Washington el martes, calificando las acciones de Estados Unidos de “unilaterales” y “proteccionistas”. Argumentó que Beijing no ha armado y no armará el yuan en el conflicto comercial con Washington. Y esto podría ser verdad ya que una devolución de su moneda perjudicaría a la deuda privada del país y a la demanda interna. Y esto no se lo pueden permitir actualmente.

Este último choque ha desencadenado una venta masiva en los mercados bursátiles mundiales. El Dow Jones Industrial Average se desplomó casi el 2,9 por ciento, o 767,27 puntos, el lunes. El S&P 500 sufrió pérdidas similares, cayendo un 2,98 por ciento. El Nasdaq Composite cerró con una caída del 3.5 por ciento, eliminando $ 162 mil millones en valor de las acciones de Big Tech. Fue la peor caída porcentual para los tres principales índices de Estados Unidos este año.

En lo que respecta a los mercados asiáticos continuaron las pérdidas el martes. El compuesto de Shangai de China disminuyó 1.56% para terminar en 2,777.56, mientras que el compuesto de Shenzhen cayó 1.39 % Hang Seng de Hong Kong perdió 0.67 % a 25,976.24 puntos, mientras que Nikkei de Japón disminuyó 0.65 %, cerrando en 20,585.31 puntos.

Seguro que veremos nuevos enfrentamientos en una nueva guerra de divisas, que solo ha hecho que empezar y que asegura movimientos internacionales en el mercado del comercio mundial.

No hay texto alternativo para esta imagen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *