Las mejores monedas refugio ante la futura crisis . Tu eliges

El dólar y el euro se consideran tradicionalmente una de las mejores maneras de proteger su dinero ante en una crisis. En este artículo elegiré unas cuantas monedas como alternativas, siempre bajo mi opinión.

Cuanto más cerca está el final de año 2019 y comiezos del 2020 más fuertes son las voces de los escépticos que esperan una nueva crisis global. Como ya he comentado en otros artículos en Código Trading, la raíz de todos los males, sin descartar China y la zona asiática, está nuevamente en Estados Unidos, ya sea por la guerra comercial y la política económica agresiva de Trump, o en el contexto de la reducción drásticas de las tasas de interés para mantener el crecimiento, y la burbuja de las acciones que estallará junto con los problemas de la deuda pública y la corporativa.

Así y por esta razón nos puede surgir una pregunta. ¿En qué monedas se deben mantener los ahorros en caso de una crisis financiera? Desde mi punto como inversionista y economista entraría en el punto de utilizar Bitcoin, pero como no es el tema de este artículo, lo dejaré pasar…..

Euro

La moneda europea ahora depende en gran medida de los acontecimientos políticos y de la situación en el mercado de valores de EE. UU. “Generalmente, si la crisis viniera de la eurozona, el dólar sería la moneda defensiva. A la inversa, como en el caso de la crisis hipotecaria, el euro fue la salvación. Ahora es menos relevante debido a la globalización y la alta integración tecnológica ” en mi opinión. La división entre EE. UU. y Europa también afectará a la moneda de la eurozona y de hecho se está viendo fricciones con Alemania y Francia.

Dólar australiano

Parece un candidato muy adecuado para el papel que juega una moneda de reserva. La economía del país ha estado creciendo continuamente durante 27 años seguidos y casi tres veces más rápida que, por ejemplo, la economía alemana. “El dólar australiano es una de las monedas menos volátiles frente al dólar estadounidense”, indiscutiblemente. Por otro lado, no hay que dejar sin mencionar que algunos expertos observan una burbuja creciente en el mercado inmobiliario del país, lo que podría ser la razón de la crisis de la economía australiana. Otro riesgo que puedo mencionar es la dependencia de las exportaciones, Australia vende productos agrícolas y materias primas para la industria química. Durante la última crisis, el dólar australiano perdió alrededor del 11,5% frente a la moneda estadounidense. De momento Trump no busca aranceles en Australia.

Libra esterlina

A pesar del Brexit y los problemas económicos que no son pequeños en dicho pais, sigue siendo una de las principales monedas del mundo. El PIB del país supera los 2,6 billones de dólares (3,3% del PIB mundial). El curso de la moneda británica se corrigió en gran medida después de la decisión de separarse de Europa, pero en general después de la crisis de 2008, la libra cayó notablemente menos que muchas monedas y es que históricamente la Libra ha sido una moneda muy fuerte. Según los analistas de Freedom Finance , ahora es un buen momento para invertir en una libra por un período de más de tres años. Recomienda colocar hasta un 10% de ahorro en esta moneda.

Franco suizo

Se puede comprar para diversificar los riesgos a la par con el dólar y el euro. Un pequeño país merece el estatus de asilo de todos los males del mundo, ya que Suiza es completamente apolítica y ha permanecido neutral durante dos siglos. El franco suizo parece un “refugio seguro” en el contexto de la política proteccionista de los Estados Unidos, la inestabilidad en Europa y la salida británica de la Unión Europea. Fácilmente se podría mantener en esta moneda hasta un 20% de ahorro. Durante este año, la tasa de francos se mantuvo casi sin cambios, lo que una vez más muestra su estabilidad. En la última crisis, el franco al dólar subió un 14%.

Yen japonés

Se considera un “refugio seguro” para los inversores y muy popular entre ellos. Los analistas han notado la baja volatilidad del yen, incluso en tiempos de crisis. En 2008, el yen subió frente al dólar en un 30%. JP Morgan incluyó el yen entre las monedas de “reserva” en caso de una crisis, dándole el primer lugar en términos de confiabilidad. Según Iskander Lutsko de ITI Capital, la economía japonesa ha ido disminuyendo constantemente desde la década de 1990 (el pronóstico de crecimiento para este año es de 1,4%), hubo una leve recuperación el año pasado. Japón es un país de tasas ultra bajas y el único donde no se espera que aumenten en un futuro cercano. Por lo tanto, muchos inversores solicitan préstamos en divisa a través del yen e invierten en activos en dólares. Las exportaciones japonesas se ven afectadas negativamente por la guerra comercial entre los Estados Unidos y China, pero el margen de seguridad del país es bastante grande: el Banco Central de Japón se encuentra entre los líderes mundiales en reservas de oro.

Corona noruega y sueca

Estos “vecinos” de moneda son buenos, aunque solo sea por el hecho de que los países donde se utilizan estas monedas han estado durante muchos años siguiendo un curso económico estable. La baja inflación, el apoyo a su moneda y el alto PIB per cápita son positivos. Pero ambos países son altamente dependientes de las exportaciones. Por ejemplo, Noruega vende petróleo y gas, mientras que Suecia vende madera y hierro entre otros. En los últimos años, la economía de Noruega está en declive: ahora el PIB del país es inferior a 400 mil millones de dólares, aunque hace cinco años era más de medio billón. Pero el país ha acumulado enormes reservas de efectivo: el fondo de reserva es de aproximadamente $ 1 billón. A pesar del estado generalmente reconocido de las monedas estables, ambas coronas en la crisis de 2018 perdieron mucho más contra el dólar que las monedas de otros países desarrollados. La corona noruega cayó un 10,5%, y la sueca, un 13%.

Dólar de Singapur

Una de las divisas más estables. En la crisis de 2018, se fortaleció frente a la moneda estadounidense en casi un 7% y en los últimos años se ha comportado de manera bastante constante, rindiendo solo el 8% al homónimo estadounidense. La economía de Singapur ha crecido notablemente en los últimos tres años (ahora el PIB supera los $ 320 mil millones en comparación con los $ 297 mil millones en 2017), el país gana a través de servicios financieros, productos farmacéuticos y productos electrónicos. La tasa de inflación es una de las más bajas del mundo: menos del 1% anual. El gobierno del país no se adhiere a ninguna posición política difícil, y el fondo soberano de Singapur se encuentra entre los mayores inversionistas globales. Una economía muy estable y atractiva para inversionistas.

Rial Saudí

Hay que destacar que la tasa de rial-dólar no ha cambiado desde 1986. Creo que es , uno de los criterios para la elección de la divisa podría ser el volumen de oro y las reservas de divisas del país. La tasa de rial se fija precisamente debido a la presencia de importantes reservas de oro, alrededor de $ 500 mil millones. En términos de oro, el país está en el top 20. Además, las autoridades del país influyen directamente en los precios en el mercado de las materias primas de hidrocarburos. Y esto, teniendo en cuenta el componente de exportación del país, es una carta de triunfo muy importante.

A pesar de que el dólar sigue siendo la principal moneda mundial (según SWIFT, alrededor del 50% del comercio internacional en dólares estadounidenses se realiza en el mundo) y nadie ha podido desafiar su papel, está claro que en caso de una crisis financiera también sufrirá.

 Sin embargo, según los expertos, por el momento no vale la pena negarse a utilizarlo como un “activo protector”. No es de extrañar que otros países como Rusia y China continúe comprando dólares en el Fondo de Reserva, y la mayor compañía petrolera rusa, Rosneft, haya acumulado el 70% de sus fondos en moneda estadounidense.

Los rumores sobre la amenaza a la estabilidad del dólar están relacionados principalmente con el aumento de la deuda de los Estados Unidos, pero esta deuda se acaba de nominar en moneda nacional. “Esto nos permite creer que Estados Unidos continuará cumpliendo con todas las obligaciones por sus deudas”, en mi opinión. La verdadera amenaza para el dólar, solo puede convertirse la desdolarización a gran escala de las economías más grandes del mundo. Pero incluso si los países ahora están de acuerdo y comienzan a lanzar una moneda alternativa al dólar, veremos el efecto real solo en 5-10 años. Pero para ese momento, Nigmatullin asume, una criptomoneda puede competir con el dólar.

Copyright © 2017 – 2019 Código Trading

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *