Publicado el Deja un comentario

¿Qué es el trading? ¿Qué hace falta para operar en los mercados?

¿Qué es el trading? ¿Qué hace falta para operar en los mercados?

¿Qué es el trading? ¿Qué hace falta para operar en los mercados?

En el blog de hoy de Código Trading te explicaremos qué es el trading, los tipos de trading y que hace falta para operar en los mercados.

Muchas veces, en diferentes situaciones (en una conversación, en la televisión, en los medio de comunicación, etc.) hemos oído la palabra “trading” sin entender su significado, preguntándonos ¿Qué es el trading? ¿cómo puedo convertirme en “trader”? ¿qué hace falta para poder participar en estas inversiones?

Podemos definir el “trading” como un proceso de inversiones financieras que se realiza mediante la compra y la venta de instrumentos financieros que tienen una gran liquidez utilizando diversas plataformas en formato online.

En la siguiente entrada de blog te contamos ¿qué es el trading? y los instrumentos necesarios para operar en los mercados.

¿Qué es el trading? ¿Qué hace falta para operar en los mercados?

¿Qué es el trading?

Tal como comentábamos antes, el “trading” es una forma de invertir en el mercado financiero. Se trata de comprar y vender instrumentos dentro de la bolsa, pero con algunas diferencias.

En general, en el “trading”, la compraventa de los activos cotizados se suele realizar en un periodo de tiempo valorado en corto o medio plazo (horas, días o, como mucho, una jornada completa). Además, las personas de a pie pueden introducirse en este tipo de mercado de forma sencilla gracias a las nuevas tecnologías.

Antiguamente, para poder invertir en los mercados, los “brokers” te ayudaban a elegir inversiones mediante llamadas telefónicas. Este proceso ha cambiado gracias a la variabilidad de plataformas, aplicaciones y formaciones gratuitas que ofrece internet. Tras la aparición del “trading online”, cualquier pequeño inversor tiene la oportunidad de negociar en bolsas internacionales.

El mecanismo del “trading” es sencillo. Se trata de adquirir activos en bolsa que, posteriormente, se venderán o se comprarán. Por ejemplo, si hemos adquirido una inversión y está sube a la alza, debemos venderla a un precio más elevado del que la compramos. Pero, si el activo baja, deberemos venderla y comprarla por un precio menor al que la vendimos, ganando en cualquiera de las situaciones.

El “trading” puede llevarse a cabo con cualquier instrumento que se negocie en el mercado. Es decir, puede realizar operaciones con criptomonedas, acciones de una empresa o divisas.

Tipos de tradings según el mercado donde se actúe

Aunque el mecanismo del “trading” es el mismo en todas las situaciones (saber cuándo es mejor comprar o vender), hay diferentes tipos de mercado donde poder sacar rendimiento a tus inversiones:

1. Trading en Forex:

Foreign Exchange (Forex) es el mercado mundial descentralizado que engloba todas las divisas mundiales. En él se encuentran gran cantidad de empresas e inversores, convirtiéndose en el mercado más grande del mundo y con mayor liquidez. Gracias a esta liquidez, este mercado permite operar con divisas a un coste bajo.

2. Trading en CFD´s

Los Contratos por Diferencias (CFD´s) son contratos que se realizan entre dos partes que intercambian la diferencia entre el precio asignado en la entra y salida del activo. No se requiere una alta inversión para participar y el resultado ganado es proporcional a la variación del precio acordado.

Si te interesa aprender a invertir, en Código Trading ofrecemos formación para invertir en los mercados financieros, dicho de otra manera para ser trader, con un enfoque cuantitativo. Te recomiendo que empieces realizando el curso gratuito de iniciación al trading te dejo Aquí.

Tipos de tradings según el tiempo de compraventa

Además de diferenciarse el “trading” dependiendo de en que mercados se invierta, hay diferentes tipos de “trading” según la duración de la operación:

Scalping: es el “trading” con duración más corta. Se trata de realizar operaciones en minutos o segundos. Las ganancias en cada operación son reducidas, por lo que es necesario realizar muchas operaciones a lo largo del día.

Day trading: en estas operaciones se realiza la compra y la venta de activos a lo largo de un día.

Swing trading: en este caso, las operaciones o negociaciones duran varios días (máximo diez días o una jornada). En este tipo de “trading” es importante observar las oscilaciones del mercado financiero.

Trend trading: este “trading” no tiene un límite de duración determinado, sino que depende de como fluctúa el mercado. Se basa en observar la tendencia de los mercados y cambiar la operación cuando se visualice un cambio en la misma.

¿Qué hace falta para operar en los mercados?

Lo más importante antes de comenzar es informarte. Aunque hay una gran cantidad de información en internet, te recomendamos que si tienes alguna duda te pongas en contacto con nosotros.

Además, es importante que tengas en cuenta los siguientes pasos para ser un “trader” de éxito:

Ordenador portátil

Debes tener en cuenta que el “trading” se basa en la venta y la compra de activos en periodos de tiempo corto, por lo que es necesario que puedas estar conectado en todo momento para observar las fluctuaciones que sufren tus inversiones. Por ello, te recomendamos que en vez de un ordenador de mesa tengas uno portátil.

Buena conexión a internet

Como el mercado fluctúa, es importante que tu conexión a internet sea buena. En las plataformas online aparecen diferentes gráficos y cotizaciones que deberás observar en tiempo real, por lo que no se recomienda que tu ordenador tenga una alta eficiencia.

Contratar una plataforma de “trading” y un “broken

El “broker” es el intermediario que coloca tus inversiones en el mercado. Para poder operar e invertir en bolsa, es necesario que tengas acceso al mercado. En la actualidad, hay una gran cantidad de “brokers” que pueden ayudarte a contratar una plataforma online. Es esencial que contrates el servicio de alguno para poder operar en la bolsa, además de que te asesorará sobre tus inversiones.

Tener ahorros

Te recomendamos que los ingresos invertidos provengan de ahorros que a medio o largo plazo no vayas a necesitar. Esto es debido a que entrar en este mercado no es gratis, sino que las operaciones contienen comisiones. Además, dependiendo del instrumento con el que quieras realizar la compraventa, el regulador del mercado puede pedirte garantías al comenzar una determinada inversión.

Contener tus emociones

Aunque parezca una tontería, contener tus emociones una vez que estas en el mercado es importante. No debes dejarte llevar por impulsos (tanto positivos como negativos), ya que ese hecho puede marcar la diferencia entre ganar o perder.

Elaborar un plan de trading

Llevar un plan de “trading” es importante. De esta forma podrás gestionar los riesgos o beneficios que obtendrás al introducirte en el mercado financiero.

Si quieres más información relacionada con el mundo del trading y las inversiones, te recomendamos visitar nuestra página Código Trading, donde encontrarás contenido de importancia y formación para operar en los mercados financieros.

Publicado el 2 comentarios

Cómo conectar varios monitores a un pc con Windows 10

Cómo conectar varios monitores a un PC con Windows 10

Cómo conectar varios monitores a un pc con Windows 10

Dos monitores o incluso más: esta es una solución muy conveniente. Windows 10 permite conectar varios monitores al sistema. Aprende a cómo conectar varios monitores a un pc con Windows 10.

Una vez conectado, puedes utilizar pantallas adicionales para ampliar tu escritorio o puedes reflejar tu pantalla principal en otra.

Aquí están las indicaciones más importantes para configuraciones de monitores múltiples. Para que aprendas a cómo conectar varios monitores a un PC con Windows 10

Windows 10: ve cómo usar varios monitores cómodamente

El soporte para varios monitores es ideal tanto para el trabajo como para el entretenimiento. La mayoría de las veces podemos encontrarnos con dos tipos de configuración, un monitor grande y un ordenador portátil o dos monitores grandes. 

La primera opción la prefieren las personas que no quieren gastar grandes cantidades en un ordenador, pero necesitan una pantalla más grande para trabajar cómodamente en casa. 

Es mucho más fácil configurar dos monitores del mismo tipo. Si, además queremos jugar en múltiples pantallas, necesitamos conectar los monitores a la tarjeta gráfica, no a la placa base ni a la tarjeta.

Windows: ¿cómo crear una estación de trabajo con varios monitores?

Trabajar en una posición de varios monitores es conveniente: tienes toda la información a la vista y no tienes que cerrar las ventanas todo el tiempo. En tal situación, la productividad aumenta significativamente. ¡Te mostramos cómo crear un lugar de trabajo así!

Un área de visualización de imágenes más grande significa más espacio y posibilidades: permite una mejor visión general de todas las aplicaciones en ejecución, así como una inmersión más profunda en el entorno del juego.

No necesitas un monitor grande de 30 pulgadas; dos más pequeños que funcionan juntos suelen ser una opción mucho más económica y conveniente. Puedes montar una configuración de este tipo, por ejemplo, desde un monitor de PC y una pantalla de portátil.

Gracias a esto, aumentarás significativamente el espacio en la pantalla, por ejemplo, en un monitor se muestra el cliente de correo, en el otro, el documento en el que está trabajando. Y puedes usar ambos en cualquier momento sin cambiar entre ellos.

En los juegos de ordenador, tres monitores pueden proporcionar una inmersión máxima y, en el caso de dos monitores, puedes jugar en uno y mostrar un chat o programa en el otro.

Cada monitor es un espacio adicional para mostrar contenido; cuando se configura correctamente, crearán una imagen común en la que puedes mover el cursor del mouse como en un monitor, de izquierda a derecha y de arriba a abajo.

¿Trabajas a menudo con varios documentos o archivos de imagen? Con dos (o más) monitores, puedes mostrar varios a la vez; cada uno se mostrará en un monitor separado, lo que te permitirá trabajar más fácilmente y mantenerte organizado.

Los programadores a menudo usan varios monitores para ver la documentación del software en una pantalla mientras editan el código en la otra, mucho más rápido y más eficiente que cambiar continuamente entre documentos abiertos.

Además, cuando traduces o escribes, puedes tener un documento en una ventana y una fuente en otra. También vale la pena recordar el soporte para varios monitores también tiene un efecto positivo en la edición o reproducción de videos y fotos.

Se pueden mostrar por completo en una pantalla y el menú de herramientas del programa que estás utilizando en la otra. Para los juegos, el monitor central es la pantalla principal que muestra la acción y las pantallas laterales pueden mostrar, por ejemplo, el inventario.

Además, cuando el campo de visión se puede configurar en un rango muy amplio, tres monitores muestran el mundo entero sin tener que mover el mouse.

Sin embargo, hay una desventaja: el rendimiento puede disminuir, ya que la CPU y la tarjeta gráfica tienen tres veces más píxeles para manejar. Esto se sentirá especialmente en juegos con la configuración de gráficos más alta.

En uno de los trabajos donde se usan múltiples monitores es el mundo de la inversiones en bolsa. Si te interesa aprender a invertir, en Código Trading ofrecemos formación para invertir en los mercados financieros, dicho de otra manera para ser trader, con un enfoque cuantitativo. Te recomiendo que empieces realizando el curso gratuito de iniciación al trading te dejo Aquí.

Cómo configurar varios monitores en Windows 10

Para las ordenadores portátiles con Windows 10, la pantalla interna siempre se trata como la pantalla principal y otros monitores conectados como la pantalla secundaria.

Para las ordenadores de escritorio, la pantalla que se considera la pantalla de inicio depende del puerto al que está conectado y, por lo general, se puede cambiar.

Puede que no se ajuste a sus necesidades específicas. A continuación, te indicamos cómo puedes configurar varios monitores en Windows 10. Para saber cómo conectar varios monitores a un PC con Windows 10 es importante también organizarlos.

Organizar varios monitores en Windows 10

Crear una configuración de múltiples pantallas con Windows 10 es extremadamente simple. Simplemente conecta la segunda pantalla a tu ordenador y Windows la reconocerá automáticamente y mostrará el escritorio en ella.

Para configurar varios monitores en Windows 10; sigue los pasos a continuación:

  • Asegúrate de que todos los monitores estén conectados al sistema y encendidos.
  • Desde la pantalla principal, abre la aplicación Configuración, haciendo clic derecho en cualquier lugar en un lugar vacío en el escritorio.
  • Ve al grupo Configuración del sistema y selecciona la pestaña Pantalla en el lado izquierdo.
  • Verás tus monitores aquí. Si no ves ninguno enchufado, verifica que el cable o el adaptador esté asentado correctamente en el puerto.
  • Windows 10 marca cada monitor con un número, sin embargo, no sabe cómo están organizados. Haz clic en el botón Identificar.
  • Verás un número superpuesto en cada pantalla. Anota este número y combínalo con el diseño que se muestra en la aplicación Configuración.
  • Ahora puedes reorganizar los monitores. Haz clic y arrastra el monitor y suéltalo donde desees que aparezca. Por ejemplo, si deseas que el Monitor 2 aparezca en el lado izquierdo del Monitor 1, haz clic y arrástralo y suéltalo a la izquierda del Monitor 1.
  • Repite para todos los monitores. Recuerda que los monitores también se pueden colocar verticalmente y no es necesario agregarlos a la izquierda o derecha de otro monitor.
  • En “Pantallas” tienes la función “Pantalla múltiple” en la parte inferior.
  • En este punto puedes usar la opción “Extender”, para que elijas el área en la que se debe mostrar la imagen. “Duplicación” le permite mostrar lo mismo en ambos monitores, y “Mostrar solo a [número]”: muestra la imagen solo en el monitor seleccionado.
  • Al seleccionar “Establecer esta pantalla como principal”, señalará el monitor principal; siempre se iniciará primero. En el caso de una estación de monitor triple, designa la central como tal.

Diseños en Windows 10

Al organizar varios monitores en Windows 10, es importante comprender cómo se ven las diferentes configuraciones.

Disposición horizontal

En una disposición horizontal, los monitores se ponen uno al lado del otro. Los monitores se pondrán de modo que su ancho sea mayor que su altura.

Si aún no estás seguro de cómo se ve, solo busca fotos en modo horizontal en Google.

Disposición vertical

Un diseño vertical es aquel en el que los ordenadores portátiles se apilan una encima de la otra. En esta disposición, la altura de todos los monitores puestos es mayor que su ancho.

Levanta el teléfono y míralo; de forma predeterminada, todos miramos nuestros teléfonos en modo vertical.

Disposición en forma de L

El diseño en forma de L es una combinación de diseño horizontal y vertical.

Puedes apilar dos monitores uno encima del otro y poner el tercer monitor a la izquierda o derecha de uno de los otros dos. Incluso puedes crear diseños de cuadrícula complejos de 3 × 3 con los monitores.

Después de configurar los monitores, encontrarás que algunos son más pequeños que otros. Esta diferencia de tamaño se debe a la diferencia de resolución de los monitores. Los monitores con la misma resolución encajarán perfectamente.

Si hay un espacio entre los monitores, puedes intentar cambiar la resolución de un monitor para que coincida con la del otro.

Ten en cuenta que, aunque tu monitor admite funciones HDR de forma predeterminada, no se activan automáticamente. Tienes que hacerlo en las opciones y verás el cambio en la vista previa.

¿Cómo cambiar la resolución del monitor? Abre la aplicación Configuración y ve al grupo Configuración del sistema. Elije Pantalla. Haz clic en el monitor cuya resolución deseas cambiar para que quede resaltado.

Desplázate hacia abajo y abre el menú Resolución. Selecciona la resolución que deseas utilizar. Se cambiará la resolución. Haz clic en el botón Aplicar cambio en la ventana de confirmación que aparece.

A la hora de aprender a cómo conectar varios monitores a un PC con Windows 10 es importante también saber el limite de monitores que tiene tu ordenador.

¿Cuántos monitores puedes agregar?

Antes de comenzar a comprar monitores adicionales, primero verifica cuántos, y si los hay, puedes conectar monitores adicionales.

La cantidad de monitores que puedes conectar a Windows 10 depende de la cantidad de puertos de pantalla que tengas. Básicamente, puedes conectar uno o dos monitores inalámbricos, pero necesitarás un puerto HDMI, VGA o DVI para la conexión física.

Los puertos de pantalla son puertos que admiten la salida de video del sistema al monitor. Los más comunes son VGA, HDMI y DVI. Los ordenadores con iGPU como Intel HD Graphics o AMD Radeon pueden manejar dos monitores sin ningún problema.

Para las tarjetas gráficas independientes, la cantidad de puertos posibles a admitir depende del modelo. Sin embargo, debe recordarse que no todos los monitores se pueden conectar a todos los enchufes.

¿Qué hacer cuando no está seguro de cuántos monitores admitirá su tarjeta? En tal situación, vale la pena buscar el programa gratuito GPU-Z o buscar información al respecto en la web.

Windows 10 tiene una excelente compatibilidad con varios monitores y, en general, es muy fácil de configurar. Organizar es más fácil con la guía visual que tiene la aplicación Configuración.

Los monitores también son dispositivos plug & play simples, pero si no se detectan, existe una manera fácil de solucionarlos.

Si las opciones integradas para administrar múltiples pantallas son insuficientes, encontrarás que también hay una serie de aplicaciones de terceros que puedes descargar para modificar aún más el diseño de tu escritorio.

En uno de los trabajos donde se usan múltiples monitores es el mundo de la inversiones en bolsa. Si quieres más información relacionada con el mundo del trading y las inversiones, te recomendamos visitar nuestra página Código Trading, donde encontrarás contenido de importancia y formación para operar en los mercados financieros.